domingo, enero 19, 2014

Crónicas de una mudanza

La búsqueda fue infernal, pero tras muchos cuchitriles encontramos lo que sería nuestro futuro hogar: un piso enorme, céntrico, con ventanas gigantescas y techos infinitos. Fue amor a primera vista y un orgasmo económico al conocer el alquiler. ¿Una casa así por lo mismo que pisos que eran la mitad? ¡Nunca me había tocado la lotería!

Nos dieron a escoger entre un cuarto sin ascensor o un primero con patio interior. Evidentemente preferimos el que nos proporcionaba más tranquilidad, silencio y ausencia de vecinos...


...algo de lo que nos arrepentimos el día que empezamos a subir muebles, pero que agradezco el resto del tiempo.


Arreglamos la casa, limpiamos, desmontamos el sospechoso sistema de ganchos de mi despacho (al anterior inquilino le iba el bondage), pintamos pinté y pulimos el suelo.


Robamos muebles a familiares y compramos un sofá titánico para colocarlo frente a la horrenda y odiosa chimenea del salón...


... que aprendí a amar con la llegada del invierno.

Inauguramos el piso cenando una de mis comidas favoritas y aprendí a hacer tortitas para disfrutar los domingos por la mañana.


 Lo empezamos a decorar a nuestro mi gusto...


... y al de el resto de mi familia, cuyos regalos tenían el objetivo de, cito literalmente, "hacer una casita de cuento"...


...y aunque a mí me encanta la cursilería, Worm vomita tantos arcoíris al entrar en casa que padece de deshidratación crónica y fuertes reacciones alérgicas al color. 

6 comentarios:

Demóstenes dijo...

Dios mío, ese juego de té no existe, no. Es un producto de mi imaginación XD

Que por cierto, a ver si para la próxima tenemos opción de ir a ver vuestro piso :D, que me quedé con ganas!

Ironic Woman dijo...

Me encanta la foto donde sales con la ropa de pintar...Tiene un puntazo de morbo interesante, super sexy.

Enhorabuena por esa mudanza, a ver si nos enseñáis el piso la próxima vez!!

H@n dijo...

Yo también tengo muchas ganas de verlo!!

Y de ver a Worm rodeado de cosas arocoíricas xD
De hecho espero añadir alguna a la colección muhahaha!

Ana García dijo...

Me alegro mucho y os envidio a partes iguales. ¿Os dejaron pintar siendo de alquiler? ¿cómo se siente vivir en un sitio bonito y agradable y no lleno de moho?

Misaoshi dijo...

JAJAJAJAJAJA ES LO QUE TIENE VIVIR EN PAREJA.

La casa acaba siendo para los ojos de la tía.

En mi caso lo nuestro coincide: espadas y pergaminos con letras japonesas y figuritas anime y libros, y dragones... No hay discusión XD

... bueno... casi todo tiene motivo gatuno en la cocina xD

FELICIDADES!!

Aunque no me habría ido ni de coña a un 4º sin ascensor...

Tarambana dijo...

¡Enhorabuena!. Espero que disfrutéis mucho de la nueva casa.